lunes, octubre 17, 2016

Mi trabajo en Hong Kong en el mundo del trading

"Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración." Romanos 12:12. 

Versiculos De Alabanza Y Adoracion Con Instrumentos Musicales
-"Entraré al altar de Dios, 
    Al Dios de mi alegría y de mi gozo; 
    Y te alabaré con arpa, oh Dios, Dios mío." Salmos 43:5
-"Asimismo yo te alabaré con instrumento de salterio, 
    Oh Dios mío; tu verdad cantaré a ti en el arpa, 
    Oh Santo de Israel." Salmos 71:22
Alguno me habéis preguntado alguna vez que qué es exactamente lo que hago en mi trabajo en Hong Kong. Como sabéis, trabajo en un banco de inversión francés en la parte de High Frequency Trading. Antes de explicaros en qué consiste mi trabajo, os introduzco en líneas generales cómo está estructurado el departamento tecnológico de un banco de inversión como el mío.

En general, dentro de las grandes entidades financieras suele haber un gran departamento llamado Information Technology (IT) o algo parecido, que suele ser muy grande con miles de personas (creo que en el nuestro somos unos 10.000) que trabajan en tecnologías de la información. Dentro de este monstruo hay muchos departamentos y equipos distintos. Entre otros muchos, podría decir que hay equipos como los siguientes:
Equipos de “help-desk”: en general se ocupan de cualquier problema que los trabajadores tengamos en nuestros entornos de trabajo, como puede ser que te deje de funcionar el navegador, o el correo electrónico, que tu ordenador no se encienda, tu teléfono no funcione, te dan acceso a directorios compartidos, máquinas remotas, etc.
Equipos de infraestructura: se ocupan de los servidores, redes de computadores, etc.

Luego ya en la parte business:
Equipos de desarrollo: Entre los que me encuentro. Nos encargamos de construir todas las aplicaciones informáticas esenciales que usa el banco. Por ejemplo, las aplicaciones que usan los traders para comprar/vender, los sistemas que calculan riesgos, los que hacen pricing (calculan precios de los instrumentos financieros), los que hacen el clearing, las aplicaciones que hacen trading electrónico automatizado, etc. Es decir, las aplicaciones sin las que el banco no puede funcionar, el “corazón” del sistema.
Equipos de Business Analyst (BA): Suelen ocuparse de hacer las especificaciones de los proyectos complejos, documentación, etc. En general tienen conocimientos amplios sobre finanzas, de IT (sin ser expertos), del banco, etc. Por ejemplo, si un trading desk quiere hacer operar en un nuevo mercado, los BA se ocupan de estudiar el posible impacto, coste, etc.
Equipos de Calidad (QA): Se dedican a tiempo completo a probar las aplicaciones que desarrollan los equipos de desarrollo. En la mayoría de los casos una aplicación no puede ser puesta en producción sin ser “aprobada” por los equipos de calidad. Hacen sobre todo “regression-testing”.
Equipos de soporte business: se ocupan de que a los traders/sales les funcione todo. Suelen estar pegados al teléfono y a las blackberry. Deben saber solucionar problemas que aparecen en cualquier momento. Por ejemplo, si un trader (explico más abajo lo que son) realiza una operación de compra y el mercado la rechaza, los de soporte tendrán que encontrar el problema. Pero si el problema es grave (digamos que la conexión a un mercado se interrumpe) entonces esto es un guirigaray porque cada minuto que pasa se pueden perder millones. En estos casos los de soporte acaban pidiéndonos ayuda a los de desarrollo que somos los que mejor conocemos las aplicaciones (porque las hacemos nosotros). Además, se encargan de implantar las nuevas versiones de las aplicaciones en producción, y otras cosas.

Además de esta clasificación hay otra manera de organizar los departamentos paralela, y todos los departamentos pertenecen al Front Office, Middle Office o Back Office. Por ejemplo, hay equipos de desarrollo que desarrollan aplicaciones para Front Office (trading manual, trading electrónico, sales, evaluar riesgos, etc.), otros que hacen las de Middle Office (asegurar el control y que las transacciones se procesen, se calcula el riesgo diario del banco, etc.) y otros Back Office (aseguran que las transacciones se confirman y se llevan a cabo, el pago, contabilidad, etc.). Es como una cadena, en el Front están los traders que hacen las operaciones con los clientes (y los equipos de IT que trabajan para ellos), una vez hechas pasan al Middle que se encarga de que realmente ocurran, y finalmente llega a Back Office, donde se realiza la confirmación de la operación con el cliente, el pago si es necesario, el intercambio de subyacentes, etc. Por supuesto hay aplicaciones informáticas en todas partes, ya que prácticamente nada se hace a mano. En mi caso tengo la suerte de formar parte del departamento IT más importante, que es el que se encarga del Front Office. En Nueva York estaba en Middle Office, ya que trabajaba en la parte del departamento de Riesgos.

Traders
Por cierto, qué es un trader? En general, un trader es una persona que en su trabajo diario es comprar y vender productos financieros en los mercados bursátiles, tales como acciones, futuros, opciones, bonos, forex, índices, etc. Normalmente están en unas salas grandes llamadas “Trading Floor” con cada uno 6 u 8 pantallas en las que observan el mercado, calculan precios, riesgos, etc. Estando en el siglo XXI, os podréis imaginar que la mayoría de transacciones (comprar/vender) se hacen por medios electrónicos (antes por ejemplo, se hacía por teléfono). No hay que confundir un trader con un bróker. Un trader viene a ser un especulador profesional de los mercados que invierte el capital para sacar provecho. Un bróker es un mero intermediario entre el trader y el mercado, puede ser una persona física (los que se ven en Wall Street) o un bróker electrónico. Por ejemplo, Renta4 (o cualquier banco en el que puedas invertir en bolsa) actúan como brókers, ya que no toman decisiones, solo compran lo que otros le encargan). Dentro del banco también están los llamados sales, que hacen algo parecido a los brókers, se ocupan de llevar a cabo las operaciones que han hecho los traders y que se necesitan en algunas operaciones. A fin de cuentas es el trader es el que toma las decisiones, el que se juega el pellejo, y es pagado barbaridades de dinero por hacerlo (seguramente algunos cobran cantidades mucho más altas que a los famosos controladores aéreos españoles).

En un banco de inversión una gran parte de su negocio lo hacen en trading, ya que estos traders pueden ganar (y perder) millones de euros al día. Cada trader tiene límites de dinero que puede jugarse o no, aunque sus bonus dependen de cuánto dinero ganen al año, por lo que tienden a arriesgarse. Si pierdes pasta, acabas en la calle.

Hablando de traders, uno muy famoso es Jerome Kerviel (en este artículo hablo sobre él), cuando hizo famoso a mi banco (Société Générale) cuando le hizo perder 4.900 millones de Euros (salió en todas las portadas de los periódicos durante días). Seguramente Mr. Kerviel es el “rogue trader” más famoso de la historia. De todas formas SG tenía reservas suficientes y pudo salir del bache.

De dónde sacan los traders el dinero que se juegan? Pues de muchos sitios, aunque por supuesto todo sale del dinero que tenga el banco. Cuando metes dinero en la sucursal de tu barrio, no os creáis que lo guardan en un baúl hasta que decidas sacarlo. Si fuera así no le sacarían partido y no te darían intereses. Lo que hacen es invertirlo y sacar provecho de los intereses que genera (siempre mayores a los que te van a dar a ti). Un ejemplo fácil: si pones 1.000 euros en tu banco el 1 de Enero y te dan un 5% al año, interés simple, después de un año te darán 50 euros. Sin embargo, el banco lo más probable es que le haya sacado mucho más partido a ese dinero, porque lo habrá invertido en productos distintos que le dan más rentabilidad. Por ejemplo, se lo habrán prestado a otro banco o a una empresa que les pague más intereses. De aquí sale lo de “mi banco se está jugando mi dinero”. Por supuesto, cuanto más dinero confíes a tu banco (deposites en él) mejores condiciones debes exigirles porque más dinero van a ganar gracias a ti.

El caso es que en mi departamento, en el que hay varios equipos, nos encargamos de desarrollar internamente todo el sistema tecnológico que usa el banco para hacer trading (otras compañías lo contratan a empresas dedicadas externas, tales como Murex o Fidessa). Unos equipos se encargan de diseñar y desarrollar los programas informáticos que usan los traders para comprar, vender, ver las curvas de precios, etc. (vamos, todo lo que ven en sus ocho pantallas). Otros hacen los programas que calculan los riesgos de cada operación, otros son los “quants” o “comandos” (un grupo de informáticos/matemáticos que se sientan al lado de los traders y son capaces de hacer en segundos programas informáticos (normalmente, en Visual Basic/Excel o C#, que realizan complejas operaciones matemáticas), otros son los encargados de hacer los autómatas de High Frequency Trading o HFT (programas que compran y venden sin intervención humana, que son una pasada y que son capaces de comprar y vender miles de ordenes en cuestión de milisegundos o microsegundos) y finalmente los “market access”, los que proveen acceso a los distintos mercados bursátiles (empresas famosas en market access son Bloomberg y Reuters) y que trabajan con los traders y con los autómatas de HFT.

Depende de cada equipo pero en general la mayoría de mis compañeros son ingenieros o matemáticos de “Grandes Ecoles” francesas y/o universidades prestigiosas asiáticas. Por cierto, en mi equipo hay un japonés, un australiano, tres chinos, dos hongkoneses, un indio, un francés y un español (myself) :).

Los traders son en su mayoría ingenieros con masters en finanzas o matemáticos especializados en finanzas, o ingenieros que han pasado del IT al trading desde mi departamento, o gente con mucho conocimiento de finanzas.

Yo estoy en el equipo de “Market Access”, y como he dicho antes, nos encargamos del sistema que comunica los sistemas de trading con los mercados bursátiles asiáticos (Japón, Corea, Taiwán, Hong Kong, India, Singapur, Australia, Malasia, China, etc.). Por nuestro sistema pasan una y cada una de las ordenes que los traders realizan, así como los “deals” hechos en el mercado (un deal es una ejecución, por ejemplo cuando otro trader de otro banco ha comprado lo que el trader de mi banco vendía o viceversa), también pasan los precios en tiempo real (bid/ask, oferta/demanda), volúmenes por cada instrumento, en definitiva toda la información que envía mi banco a los mercados y viceversa.

Los sistemas de “market access” son ultra potentes porque el tiempo es oro en el “electronic trading” o High Frequency Trading. Recibir un precio de un instrumento medio microsegundo más tarde que la competencia significa que la iniciativa la lleva otro y no tú. Los autómatas (programas que hacen trading sin intervención humana) del HFT son impresionantes y son capaces de mover el mercado y llevarlo hacia arriba o hacia abajo. Son peligrosos ya que a fin de cuentas, son máquinas. Por ejemplo, quizá recordéis el famoso “crash” de la bolsa de Nueva York el 6 de Mayo de 2010, en el que un error manual de un trader del Citibank (que parece que metió un cero de más en la cantidad de una orden, y vendió billones de una cantidad de un instrumento en vez de millones), provocó que se hiciera “verdadera” una condición en los autómatas de trading de decenas de bancos y todos se pusieron a vender automáticamente sus posiciones como locos. Imaginad que tienen una condición “si alguien vende una cantidad grande X, yo cierro mi posición porque el mercado se va a ir para abajo”, así que se empezaron a romper “stop-losses” y todos entraron en modo pánico en plan “vender cuanto antes para perder lo menos posible”. Y todos hicieron lo mismo al mismo tiempo y el Dow Jones (bolsa de Nueva York en Wall Street), llegó a caer a plomo más de un 9% -casi 1.000 puntos-. La caida más intensa en la historia del Dow Jones (noticia en Expansión).

Un último detalle. En estos departamentos nos hacen controles regulares y firmar multitud de papeles por medidas de seguridad. Algunos son justificados y se hacen en todos los bancos para impedir tácticas fraudulentas como por ejemplo, el famoso “inside trading” que te lleva a la cárcel (o usar información privilegiada para que alguien (o tu) se enriquezca). Un ejemplo de inside trading es el siguiente: imaginad que se que tal banco en crisis va a ser comprado por otro mucho más grande, pero la información no es pública y nadie lo sabe. Entonces es ilegal si cojo y le digo a alguien (a mi mujer, a mis padres, a un amigo, etc.) “comprad 10.000 acciones del banco X”, sabiendo que las acciones van a subir en cuanto la noticia se haga pública. Hacer esto te lleva a la cárcel, y está muy perseguido. En general cada dos por tres tengo que declarar todas mis cuentas bancarias que tengo, cada mes enviar un extracto de mi cuenta de acciones que tengo en España y cosas así. Todo se guarda (emails, conversaciones telefónicas, no hay rendijas USB ni para cds, gmail/hotmail/etc está todo bloqueado, etc.) y por supuesto en el Trading Floor no se pueden usar móviles.

“Dios escogió lo despreciado por el mundo —lo que se considera como nada— y lo usó para convertir en nada lo que el mundo considera importante”. 1 Corintios 1:28

1 comentario: