sábado, octubre 22, 2016

Tres mitos sobre el trading que tu debe de obviar

Hageo 2:8 Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos
Juan carela
"La mayoría de las generalizaciones sobre el trading no son ciertas". 

Uno de los más famosos artículos de Brett Steenbarger sobre psicología del trading, causó en su momento mucho revuelo y polémica entre la comunidad de traders de EEUU, justamente porque desmontaba algunos de los mitos que siempre nos han querido inculcar de forma interesada sobre el oficio de trader.
Hemos considerado oportuno añadir algunas acotaciones propias (*) a este espléndido artículo. La crudeza de las palabras del autor, así como la solución práctica y sencilla -a simple vista interesada, pero realista y eficiente en el fondo- de nuestras acotaciones deberían servir, como mínimo, para una profunda reflexión al respecto de las mismas por parte de cualquier aspirante a trader antes de iniciar su singladura en busca de dicho objetivo.

Mi trabajo como psicólogo del trading me ha proporcionado una visión fascinante de los factores que separan a los traders que tienen éxito de los que no lo tienen, en una multitud de escenarios, desde firmas propietarias, a bancos de inversión, hasta fondos hedge (hedge funds). Y tras haber conocido y trabajado con más de 100 traders profesionales en los últimos años, la principal conclusión a la que he llegado es que la mayoría de las generalizaciones sobre el trading no son ciertas, construyéndose alrededor de las mismas tres mitos que conviene desarbolar.

Primer mito: las emociones son la raíz de los problemas en el trading.

Ciertamente, las emociones pueden interferir en la concentración y el rendimiento, pero eso no quiere decir que sean la causa principal de nuestro éxito o fracaso en el mundo del trading. De hecho, la angustia emocional es, exactamente y por igual, el resultado de una mala operativa como la causa de la misma. Cuando los traders no gestionan el riesgo adecuadamente u operan con unas posiciones demasiado grandes para el tamaño de sus cuentas, se arriesgan a tener unas respuestas emocionales desproporcionadas a medida que fluctúan sus pérdidas y beneficios. De forma parecida, cuando los traders operan utilizando patrones que no han testado y/o que no tienen una ventaja objetiva en el mercado, van a perder dinero y, antes o después, van a experimentar un comprensible nivel de frustración emocional -derivado en primera instancia de las pérdidas que dicha operativa les ocasionará-. Conozco a muchos traders de éxito que son muy competitivos y emocionales. También conozco a muchos traders de éxito que son muy analíticos y nada emocionales. El trading es una profesión que depende del rendimiento, al igual que el deporte de élite o la interpretación artística. El éxito en estas áreas se da en función de una serie de talentos (capacidades innatas) y habilidades (competencias adquiridas). Ninguna cantidad de auto-control puede, por sí sola, hacer que una persona tenga éxito como músico, actor, futbolista... o trader. Una vez que los individuos poseen los talentos y habilidades necesarios para triunfar, sólo entonces, los factores psicológicos se vuelven importantes. La psicología dicta lo consistente que uno sea con las habilidades y talentos que ya posea, pero jamás podrá reemplazar esas habilidades y talentos.

Capacidades innatas, competencias adquiridas, ventajas competitivas, psicología… por este orden son imprescindibles para convertirse en un trader de éxito.  Si usted no dispone de las mismas de forma suficientemente desarrolladas por falta de tiempo, dedicación, interés o sacrificio, ¿Porqué no plantearse hacer trading de la mano de quienes sí disponen de dichas habilidades y ventajas convenientemente desarrolladas?

Segundo mito: cualquiera, con esfuerzo y dedicación, puede ganarse la vida con el trading.

Esto es absurdo. ¿Cuántas personas se ganan la vida como actores o músicos? ¿Qué proporción de los que hacen deporte pueden ganarse la vida como atletas o jugadores profesionales? Mucha gente juega al ajedrez o al póker, pero ¿Cuántos pueden ganarse la vida con ello? Sencillamente, para ganarse la vida con cualquier actividad que se base en el rendimiento hay que ser consistentemente bueno en lo que uno hace. No todo el mundo tiene el talento, la habilidad o el empuje para tener éxito en cualquier profesión. De los muchos traders que he conocido en distintos entornos, desde los traders independientes que operan desde su casa a los profesionales en empresas de trading, los mejores factores de predicción del éxito han sido el tamaño de la cuenta de trading y los recursos con que han contado a su disposición. Ganar menos de lo esperado o, peor aún, entrar en pérdidas una vez iniciado un proceso de trading sistemático lleva muy a menudo al trader a aceptar un apalancamiento excesivo y a arriesgarse a la ruina cuando se produzca una inevitable racha de operaciones perdedoras. De hecho, este excesivo apalancamiento es una de las principales causas de la angustia emocional en el trading. El talento, la habilidad y la oportunidad son los ingredientes del éxito y todos estos están distribuidos de forma normal entre los traders, al igual que están distribuidos de forma normal entre el público en general.

Olvídese pues de cursos, programas intensivos de coaching y demás tipos de formación para hacer trading. Si usted no ha nacido con las cualidades inherentes a un buen trader: no le servirán de mucho. El trading intra día en los mercados financieros es muy duro, y realmente competitivo si se desea operar con productos derivados como los futuros o los CFDs, entre otros factores porque dichos mercados están dominados por auténticos profesionales o por su propio bróker con los que usted deberá competir cada vez que abra una posición.
Intentar formarse como trader cuando sus condiciones naturales no son las adecuadas es lo mismo que intentar jugar en la liga de fútbol profesional sin las condiciones físicas ni técnicas necesarias sólo por haber acudido a un campus veraniego. ¿No lo consideraría ridículo y, a la larga, funesto para sus intereses? ¿No sería mejor, más fácil y más rentable hacerse socio del club con los mejores jugadores y técnicos y disfrutar de las victorias y resultados del mismo desde la comodidad de su butaca en el palco? Eso es, simple y llanamente, lo que le debe de hacer para actuar día a día con éxito en los mercados financieros: buscar el mejor equipo de traders profesionales amparado por el mejor portafolio de sistemas de trading existente en la actualidad.

Tercer mito: la principal causa de fracaso en el trading es una falta de disciplina.

Este es un mito perpetuado por individuos que se dicen “entrenadores de trading” (coaching) y “vendedores de sistemas de trading” (trading automático) y que: a) en realidad no operan y b) tienen un interés creado en que usted crea que lo único que le falta para conseguir el éxito son sus servicios. La principal causa de fracaso en el trading es la carencia de una ventaja objetiva en el mercado, operando al azar sobre patrones que no han sido testeados para ver si son rentables. Nunca consideraríamos comprar un coche simplemente echándole un vistazo. Querríamos saber más, conducirlo, mirar debajo del capó... Sin embargo y sorprendentemente, muchos traders arriesgan mucho más dinero operando sobre patrones que nunca han estudiado o testado. Muchas veces, el motivo por el que se desvían de sus métodos es que, intuitivamente, se dan cuenta de que esos métodos no funcionan. En cualquier campo basado en el rendimiento, vemos una verdad simple y dura: los mejores pasan mucho más tiempo practicando y entrenando su juego, su carrera o su actuación de lo que pasan jugando, compitiendo o actuando. Esto es igual de cierto para la actriz de Broadway que para el atleta olímpico. Muchos traders, no obstante, creen que será suficiente con ir aprendiendo sobre la marcha. Desafortunadamente, a menudo sus cuentas no sobreviven a sus curvas de aprendizaje. Un ejecutivo bien situado en una empresa de trading me confió que el tiempo medio que le lleva a un trader típico fundirse su cuenta entera es unos siete meses. No es que estos traders no tengan disciplina: simplemente no han practicado lo suficiente como para descubrir los mercados y estilos de trading adecuados para ellos y para perfeccionar su habilidad. En cualquier otro campo, uno puede encontrar niveles relativamente fáciles de competición: uno puede apuntarse a un grupo de teatro aficionado, jugar al golf en hoyos fáciles o ajustar el nivel de dificultad del programa de ajedrez. En cambio, en el trading no hay un nivel de competición fácil. Cuando usted introduce una orden en el mercado está enfrentándose a los profesionales desde el primer segundo. ¡No es extraño que sea tan difícil triunfar! La disciplina es necesaria para tener éxito en el trading, pero hay otros muchos factores aparte de la disciplina. Hace falta practicar de forma ordenada y cultivar las habilidades necesarias para leer los mercados y actuar sobre sus patrones.

Si usted no dispone del tiempo suficiente para esa práctica previa a cualquier actuación en los mercados, para cultivar las habilidades necesarias para leerlos correctamente, o si pese a disponer de ese tiempo, prefiere destinarlo a su actividad profesional principal o a su tiempo libre... podemos ayudarle. Operamos día a día en los mercados. 

En un mundo ideal, no tendría que intentar desmontar estos mitos.

Usted podría obtener mensajes más o menos realistas acerca del éxito en el trading por parte de brókers, de las empresas que proporcionan paquetes de gráficos o cursos de formación, de los gurús del trading que le prometerán formarlo con su novedoso sistema de coaching en un trader de éxito, de los libros y las revistas especializados. La realidad, no obstante, es que la mayoría de estas entidades con ánimo de lucro tienen un interés creado en perpetuar un sueño que, en realidad, es una fantasía cruel: cualquiera puede triunfar a lo grande sin realizar y mantener un esfuerzo importante.

¿Me convierte esto en un viejo cascarrabias que quiere quitarle la ilusión a miles de aspirantes a traders? No lo creo. Los traders de éxito que conozco han encontrado un mercado (o varios) y un estilo de trading que capitalizan sus habilidades. Han trabajado incesantemente en sus habilidades, utilizado el vídeo para repasar los mercados y su rendimiento y empleado simuladores para practicar en distintas condiciones de mercado. Para mantener ese esfuerzo es necesario que le guste el mundo de los mercados, algo que no le ocurre a todos los traders -aunque pueda parecer contradictorio es así-. A muchos les encanta el sueño de ganar dinero, a otros les encanta la oportunidad de trabajar para ellos mismos, pero a muchos no les gusta el trabajo en si: el esfuerzo por entender a la perfección los patrones de oferta y demanda.

El éxito en el trading es posible al igual que en cualquier otro campo. Si alguien le dice, no obstante, que el camino hacia el éxito en el trading es distinto que para ser un reputado cirujano o un atleta profesional, sepa que estará escuchando un mito. Si elige el camino del profesional de élite, pero sus condiciones personales, el tiempo, el esfuerzo que puede dedicar a ello o sus preferencias vitales no son suficientes para alcanzar dicho objetivo, créanos, lo mejor es ponerse en manos de auténticos profesionales que trabajen para usted para ofrecerle un ¡tranquilo y rentable día de trading!

“Pedís, pero no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.” Santiago 4:3  

Cuando la vida de alguien agrada al Señor, hasta sus enemigos están en paz con él. Proverbios 16:7 

No hay comentarios:

Publicar un comentario