sábado, octubre 15, 2016

'Octubre es el mes de los crash del último siglo'

Los más recientes han sido el crash del 87, la crisis de las tecnológicas en 2002, el crash de 2008 y posiblemente el de 2014.

El mes de octubre es el peor mes en las tormentas registradas en los mercados financieros en el último siglo. Los más recientes han sido el crash del 87, la crisis de las tecnológicas en 2002, el crash de 2008 y posiblemente el de 2014, donde las Bolsas europeas han retrocedido con fuerza en las últimas semanas.

La alerta la ha lanzado el analista de Stifel Nicolaus, Chad Morganlander, quien ha afirmado que es el momento de bajarse del tren alcista que llevaban las Bolsas hasta ahora y que se ha visto perjudicado en las últimas jornadas. En concreto ha asegurado: "¡Hay que huir del Nasdaq durante los próximos 24 meses!". Dos años sin tocar un mercado que ha registrado un fuerte revalorización en el últimos año y se dirige ahora a máximos históricos, es decir, a los niveles anteriores del crack tecnológico de las puntocom en el 2000. En este sentido, ha dejado entrever que hay más que perder que ganar.

En las últimas semanas, la volatilidad en el mercado americano ha ido ascendiendo hasta tocar los 31 puntos en el índice VIX, conocido como el índice del miedo. Con esos niveles, los principales índices se han desplomado un 10%, caída considerada de crash, desde máximos logrados en el mes de septiembre.


Los técnicos, a su juicio, definen como sanas correcciones desde máximos estas importantes caídas. Sin embargo, otros consideran que las acciones volverán a subir y pasar los niveles anteriores. Entre los nombres propios se centra en Tesla, Netflix y Amazon, que han caído entre un 19% y un 20% desde sus máximos recientes. En este sentido, cree que "hay que buscar las compañías más antiguas" porque son "las que tienen más oportunidades de revalorización".

Esta apuesta también es seguida por el analista técnico Craig Johnson, de Piper Jaffray. "Como pueden ver, hemos llegado al extremo inferior de este canal de tendencia dos veces antes", señaló. "Si llegamos al extremo inferior de este canal , es probable que haya otra caída del 5% para llegar a unos 4.000 puntos", añadió. "Esto requerirá de más tiempo, pero la tendencia a largo plazo está todavía muy intacta".

En la misma línea se ha mostrado Jim Rogers, exitoso inversor,  en una entrevista a RT concedida esta semana. A su juicio, los mercados han entrado en una espiral bajista, que podría romper los mínimos anteriores porque "la deuda se ha ido por las nubes". "Vamos a tener que pagar un precio terrible por todo ese dinero que se ha imprimido y toda esa deuda", aseveró, al tiempo que declaró que la FED acudirá al rescate imprimiendo más dinero. Así, ha considerado que la caída será cercana al 20%, la misma que ha sufrido el Nasdaq desde sus máximos.

Aunque los crashs suelen estar provocados por un temor exagerado e irracional, no hay manera de evaluar objetivamente si se trata o no de una exageración, o si realmente se está anticipando una profunda recesión económica. Los gobiernos intentan intervenir para evitar un pánico generalizado que podría colapsar no sólo los mercados de valores sino también todo el sistema financiero y productivo.

El término "crash" apareció en las caídas bursátiles de Viena y Berlín en el verano y otoño de 1873. En inglés, el término proviene de "choque" o "accidente" bursátil. Por lo general se refiere a la Bolsa, a diferencia de la crisis económica, cuyo alcance es mucho más amplio. También se puede usar el término "crash" para referirse a un fuerte descenso en otros mercados: crash de bonos, crash inmobiliario, etc.

El crash bursátil más famoso y devastador fue el que se produjo a finales de Octubre de 1929, con caídas enormes en el precio de las acciones durante varios días sucesivos, lo que daría lugar posteriormente a lo que se conoce como Gran Depresión.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario