martes, septiembre 27, 2016

Los dos violinistas: Una historia para reflexionar

Resultado de imagen para los dos violinista Joshua Bell
Imagínese a dos músicos: uno de ellos toca con un violín que vale más de 3 millones de dólares, y cuando actúa en un teatro lo llena a $ 100 dólares por entrada.
El otro, apenas si toca un instrumento muy elemental en las estaciones del tren, y gana las pocas monedas que le dan los que pasan por allí.
¿Cuál es la diferencia que hay entre ellos? ¿Cuál podrás ser la lección de vida?
Bueno, por lo menos en uno de los casos, no se encuentran diferencias entre ellos.
Esta es una historia extraordinaria que me sedujo desde que la escuché, un tiempo atrás.

La Historia de dos Hombres: Joshua Bell

Joshua Bell, que es un virtuoso violinista, quiso en una oportunidad hacer un experimento.
Él tomó su Stradivarius, valuado en más de 3 millones de dólares, fue a la estación de trenes de Washington, y tocó allí durante casi por una hora por unas pocas monedas que le tiraban como propina.

Es muy importante saber que Joshua Bell es realmente una estrella en el mundo de la música clásica. Justamente la semana anterior a ese experimento, había vendido todas las entradas del Symphony Hall in Boston, en donde las ubicaciones comunes costaban $ 100 dólares, y las especiales mucho más caras.

O sea, que se trataba del mismo músico, pero en ambientes muy diferentes.
Durante el tiempo en el que estuvo ejecutando su instrumento en la estación de trenes, pasaron más de 1.000 personas que lo escucharon. Solo 30 de esas personas le dejaron una propina en la caja abierta de su violín, de las cuales solo 6 se detuvieron para escucharlo: en total, él recaudó $ 34 dólares en propinas.

¡Esa no era una buena apreciación del gran maestro!
Por supuesto, hubo varias cosas puestas en juego allí.
Primero, muchas de esas personas iban apuradas a sus trabajos.
Segundo, así como el cotizado violinista sabía muy bien cómo llenar un auditorio importante, es probable que no supiera cómo destacarse siendo un violinista callejero… ¡y esa es una gran diferencia!

Y otra probabilidad era que aquellos transeúntes no supieran quien era él, o quizás pensaron no puedes ser él; es un imitador aunque se parece a él dirían algunos… una persona tan famosa no va estar tocando en una estación de tren por unas cuantas moneda…
Algo mas importante pasó con Jesús cuando vino y nació como humano siendo DIOS…

El fariseo y el sacerdote tampoco creyeron que era DIOS con nosotros, quien vino morir crucificado en una cruz para salvar la humanidad.

Hoy tampoco la mayoría de la humanidad cree en él, y aunque dicen creer no hacen su voluntad.
Jesús dijo: el que en mi cree, hace mí voluntad y también hay muchos cristiano que tampoco hacen su voluntad, no viven la palabra, no la predican ni siquiera por la red; se pasan el tiempo chateando y viendo cosas del mundo…

También nos preocupamos por tener experiencia con ángeles, con el mismo Jesús, queremos verlo, que nos hable a cada instante y ya el nos ha hablado a través de su palabra; es con el mismo Jesús que tratamos cuando tenemos una experiencia con el espíritu santo como lo estoy sintiendo cuando escribo estas palabras.

La trinidad es el mismo Dios, porque estar ansioso por ver ángeles tener una experiencia con ellos, cuando el espíritu santo es el mismo DIOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario