sábado, octubre 08, 2016

Se Rompe el mito sobre las estrategias para elegir acciones

El mundo de las inversiones está siendo cuestionado

Teorías que parecían de las más sólidas, hoy se cuestionan y discuten. La tradicional estrategia de comprar acciones a largo plazo y dormir tranquilo no funcionó durante el último período de 30 años. Sepa cuáles son las nuevas teorías de las cuales se está hablando en la actualidad.

El mundo de las inversiones está en constante revisión. Los especialistas ven el presente y con ojos de esta nueva realidad, cuestionan las estrategias que funcionaron en el pasado. Estos especialistas se animan, inclusive, a cuestionar las teorías que por décadas guiaron a los inversores de todo el planeta. El nuevo mundo que vivimos hoy es la justificación a ese comportamiento.

La tecnología, la comunicación y la globalización son tres de las fuerzas más importantes que explican el nuevo mundo híper conectado en el cual vivimos. Al mismo tiempo, también podemos encontrar muchas diferencias geopolíticas.

Estados Unidos perdiendo su liderazgo como consecuencia del crecimiento de China y otros países emergentes, el mundo central -con Estados Unidos y Europa a la cabeza- atravesando una crisis tremenda y el mundo emergente mucho más sólido que antes, son sólo algunos de estos cambios.
Por lo tanto, si el mundo cambió tanto durante los últimos 30 años, ¿por qué no van a cambiar las estrategias efectivas para invertir nuestros ahorros?

Según un libro recientemente publicado llamado Arriesgue menos y prospere: una guía para invertir con menos riesgo, escrito por dos especialistas estadounidenses llamados Zvi Bodie y Rachelle Taqqu, los inversores tienden a asumir mucho más riesgo que el aconsejado.

Según estos dos especialistas, invertir en acciones es mucho más arriesgado que lo que el común de los inversores piensa. Ellos afirman que la tradicional teoría de comprar acciones y quedárselas por mucho tiempo no reduce el riesgo de la inversión, sino que lo incrementa. Es decir, cuestionan uno de los postulados más fuertes del mundo de las inversiones. Postulados que inclusive nosotros desde aquí enseñamos en otros artículos anteriores.

Pero para entender bien el punto de Bodie y Taqqu, le comparto una de las partes más relevantes de una columna que publicaron en el The Wall Street Journal:
“A pesar de lo que dice la industria financiera, las acciones son siempre una inversión arriesgada y cuanto más tiempo las tenga, mayores chances tiene el inversor de ser capturado por una baja muy importante. La forma usual de mitigar ese riesgo, la diversificación, no es una garantía, por la simple razón de que las inversiones no siempre se mueven de la manera que nosotros queremos que se muevan, en relación una con otra.

“Debe ser duro dejar de lado la creencia de que comprar y mantener las accione es una manera segura de ver crecer los activos. Pero eso es porque la gente ha sido inducida a pensar que la inversión en acciones a largo plazo reduce los riesgos. La verdad es que las acciones son riesgosas sin importar el tiempo que usted los tenga.

“Sí, las acciones pueden llegar a producir un rendimiento muy superior en comparación con otras inversiones seguras. Eso es como debe ser, porque la mayor rentabilidad compensa a los inversores por asumir el riesgo añadido. Pero esto no significa que las acciones se vuelvan menos riesgosas en el largo plazo.

“Más aún, la idea de que ‘las acciones tienen buenos rendimientos en el largo plazo’ no es una guía práctica para inversores individuales. Por un lado, el ‘largo plazo’ significa cosas diferentes para diferentes personas dependiendo de sus edades y sus metas -para algunos pueden ser 10 años, para otros 30. Y aunque las probabilidades de conseguir altos rendimientos en el largo plazo son buenas, las consecuencias de una crisis pueden ser muy severas, dependiendo de cuán pronunciada sea la declinación de los mercados, cuánto tiene invertido y en qué momento de su vida llegó la recesión.

“Si usted está esperando que las acciones tengan un retorno de, por decir, un 70% a lo largo del tiempo, es necesario pensar en lo mucho que podrá perder con ese 30%. De nada sirve tener 20 años de gran rendimiento, si una baja en el mercado, justo antes de retirarse, se apodera de sus activos.

“La forma habitual de proteger una cartera -a través de la diversificación- es razonable y conveniente. Pero difícilmente sea una garantía. La diversificación tiene como objetivo proporcionar estabilidad al mezclar distintas clases de activos, que se espera que se comporten de manera diferente en diferentes circunstancias.

“Sin embargo, las correlaciones en las que se basa, no son constantes. Los bonos y las acciones se han movido en direcciones opuestas, a veces, pero en otras épocas no lo han hecho.”
Esta nueva teoría parece ser una respuesta a la gran “catástrofe financiera” del año 2008, donde los mercados de acciones globales colapsaron en todo el mundo y sin excepción. Al mismo tiempo, los bonos, que tradicionalmente reaccionaban en forma contraria a las acciones, también bajaron de una forma asombrosa.

Y por si esto fuera poco, la globalización provocó que no sólo bajen los mercados de Estados Unidos, sino también los de todo el mundo. Un mundo híper conectado, donde todo está relacionado, provocó esta reacción.

Por supuesto que los acontecimientos de 2008 sorprendieron a todos. Si usted estaba invirtiendo en esa época, difícilmente se olvide de lo que pasó. A nadie le gusta ver como el 40% o 50% de sus ahorros desaparece de un día para el otro.

Pero los autores de este trabajo no se quedan sólo con la idea de derrumbar dos de las estrategias centrales del mundo de las inversiones, sino que también nos dan una respuesta de cómo invertir a partir de ahora:

“¿Cuál es el mejor enfoque para armar una cartera?
“Separe sus necesidades básicas de sus aspiraciones o deseos y arme un plan de inversión que garantice que los primeros estén protegidos contra la inflación y sean inversiones seguras. Luego ponga las otras inversiones, del dinero que usted tenga disponible cada año, a un mayor riesgo para cumplir con objetivos que desea, pero que no necesita.

“Intuitivo y fácil como este enfoque pueda parecer, no es comúnmente seguido por la mayoría de los inversores y asesores. La evaluación de lo que es realmente necesario requiere tiempo y reflexión y pocas personas lo hacen de manera sistemática.

“Una vez que usted decida la cantidad de dinero que necesita para sus necesidades básicas, asegúrese de crear una red de seguridad que pueda cubrirlo. Ahí es donde los instrumentos que lo protegen contra la inflación, tales como los bonos de Estados Unidos ajustables por la inflación y bonos, aparecen”.

La receta, bien simple e intuitiva, implica separar mi cartera de inversiones en dos partes. La primera parte implica una estrategia sin riesgos y la segunda parte sí deja lugar a los riesgos. Nada revolucionario, pero -sin dudas- efectivo.

Casualmente, implementamos una estrategia similar en el nuevo Reporte de inversión que lanzamos la semana pasada que llamamos Crisis & Oportunidad. Una parte de nuestras inversiones son para alimentar la cartera que llamamos de “Blindaje” al riesgo. Queríamos elegir inversiones sin riesgo que nos “dejen tranquilos” ante la volatilidad de nuestra economía.

Se trata de recursos psicológicos -en relación a este tema hablará Juan carela a continuación- más que de estrategias de inversión, pero que sin duda pueden ser muy efectivos para bajar el nivel de ansiedad de un inversor y para lograr resultados más efectivos. Por supuesto que esto está muy lejos de ser una teoría de inversiones que reemplace los postulados tradicionales, pero es un primer camino a profundizar.

El libro es muy reciente y no está en español aún. Y si quiere profundizar más sobre la nota, cuando WARENT BUFETT invirtió  cinco mil millones de dólares en BANK OF AMERICA a un valor 7.14 dólares la acción,  llegando a bajar el precio de dicha acción prácticamente a cuatro dólares*; aunque se hicieron los análisis fundamental. Si se hubiera apalancado tres a uno, que es un nivel bajo de apalancamiento, hubiera perdido todo su capital; cuando la acción bajo más de 40 % de su valor. Pero como WARENT BUFETT no se apalanca pudo resistir la avalancha.

WARENT BUFETT dijo: en cierta ocasión__ el que no estás dispuesto a ver perder una acción el 50 % o más que no esté en este negocio__ y eso que este señor compra acciones por debajo de su valor real…Por eso ha habido un sin número de fondo de inversión que han colapsado desde el 2008 hasta hoy, y otros están a punto de hacerlo.

Si te gusta Compártela!

No hay comentarios:

Publicar un comentario