miércoles, noviembre 09, 2016

¿Siempre se equivocan? Los grandes aciertos de los analistas

Las equivocaciones de los analistas suelen protagonizar los titulares de los medios de comunicación. Sin embargo sus aciertos no siempre reciben la misma cobertura. Roubini, Schiller o Paulson son solo algunos nombres de analistas que acertaron con lo que iba a pasar y nadie esperaba.

Información facilitada por Value Tree

Hace semanas, escribíamos sobre los grandes errores que economistas, reputados analistas o agresivos ejecutivos habían cometido en sus predicciones (la Gran Crisis del 29, la crisis de las subprime, AIG…), ¿se acuerdan?

Bien, hoy partimos una lanza a favor de la comunidad de los analistas, ya que hay algunos que no se
equivocan y que, contra viento y marea, despreciados por el mundo financiero, consiguieron ganarse un respeto acertando de forma escandalosa en sus análisis.

Así, en el podio, encontramos a Nassim Taleb (Líbano 1960, nacionalizado estadounidense), apodado El Antigurú. Pues sí, este ensayista económico describió en su libro The Black Swan: the impact of the improbable (El Cisne Negro: el impacto de lo improbable), publicado en 2007, cómo los análisis financieros están contaminados por lo ordinario y por el pensamiento colectivo, y son incapaces de ver eventos no cotidianos y de una relevancia suprema. A las puertas de la crisis de Lehman, Taleb alertó de los riesgos de los productos tóxicos del sistema financiero y de las evidentes interconexiones del sistema a nivel mundial. ¿No lo viste, Mr. Greenspan? Él sí lo vio.

En este sentido, Robert Shiller (EE.UU. 1946) acertó dos veces en sus predicciones. La primera, avisó ya a principios de 2000 de las valoraciones irracionales que encontraba en el mercado por culpa de las punto.com, cuando había un "cotidiano" consenso de que era el sector a invertir. En marzo de ese año la burbuja se pinchó. Es más, cinco años después avisaba de las malas prácticas en el sector inmobiliario (los activos tóxicos) y en 2007 avisó del colapso del sector. En 2008 llegó la crisis de Lehman y la subprime. Dos en la diana, Mr. Fisher.

Meredith Whitney, una analista americana de 38 años de una casa de análisis de Nueva York, alertó en 2007 que City Bank (uno de los mayores bancos de EE.UU.) iba a recortar el dividendo porque iba a tener cuantiosas pérdidas con los activos tóxicos con los que estaba tratando. Pocos fueron los que la creyeron en su momento...

Nouriel Roubini (Turquía, 1959), apodado como Mr. Doom (Sr. muerte o Sr. perdición...) avisó en 2006, nada más y nada menos que al FMI, de los problemas que venían derivados de las prácticas en el mercado inmobiliario americano que desembocó en la crisis de las subprime. No interesaba escucharle en aquel momento.

Elaine Garzarelli (EE.UU. 1950), se posicionó con unos análisis muy negativos en 1987, justo cuando el mercado rugía como un fórmula uno. Su argumento: el mercado estaba un 35% sobrevalorado. En octubre de ese mismo año ocurría el Black Monday y el mercado caía un 27%.

Por último, la persona que dio el argumento para la película La Gran Apuesta, John Paulson (EE.UU. 1955), hipotecó su casa para realizar una apuesta realmente arriesgada: vender futuros sobre las subprime. De pasar de ser un asalariado en 2007, llegó a tener una fortuna de 5.000 millones de dólares en 2010, en medio de la crisis de las subprime. Hoy tiene, según Forbes, 10.000 millones de dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario