domingo, noviembre 06, 2016

¿Las Opciones Binarias Son Otro Casino?.



A medida que avanzamos parece que nos vamos acomodando al mercado del dinero fácil, cualquiera considera que puede amasar una fortuna en apena unas semanas “invirtiendo” o eso es lo que la publicidad ha logrado generar en el público general.

Si estás leyendo esto porque te interesa saber qué son realmente las opciones binarias, presta atención porque comprenderás el motivo por el cual se están convirtiendo en el próximo : -“Hola, yo lo perdí todo con las binarias.”

Actores en las binarias

En las opciones binarias hay cuatro interesados que participan en el juego, serían el mercado, el broker, el cliente y el creador de mercado. Vamos a ver cómo interactúan entre si cada uno de ellos.
El mercado: Hasta aquí nada nuevo, el mercado es el índice, empresa o materia prima que cotiza en un parqué bursátil, será sobre la cuál “invertiremos” intentando estimar su evolución a corto o largo plazo.

El Broker: Es la empresa a través de la que “operamos” en el mercado y es la encargada de ofrecernos unas rentabilidades por cada posición que adoptemos, funciona igual que una casa de apuestas, si tomamos decisiones arriesgadas (pocos segundos) nos pagará unas rentabilidades “altas” ( explicaré porqué está entrecomillado) y si tomamos decisiones menos arriesgadas (más predecibles) el pago será menor.

El cliente: aquí entramos nosotros, somos los encargados de participar en el juego intentando sacar beneficio.

El marketmaker: Es una empresa que se dedica a hacer de árbitro en el mercado, se encarga de asegurar que el tradeo se cumple aportando capital y retirándolo según sea necesario (lo veremos con un ejemplo).

Funcionamiento
Supongamos que el Oro cotiza a1.305,80  dólares e imaginemos que queremos operar a 30 segundos, eso significa que una vez que emitamos la opción de subirá el precio (call) o bajará el precio (put) tendremos que esperar 30 segundos para ver el resultado.

Eloy y Alberto son dos personas que quieren operar en este mercado, Eloy cree que el precio va a subir y Alberto considera que va a bajar. El broker, teniendo en cuenta la volatilidad, les ofrece un 80% de rentabilidad (o lo que es lo mismo a una cuota 1.80), por tanto Eloy y Alberto apuestan 100 euros cada uno.

Al pasar los 20 segundos, si el precio es superior a 5 el ganador sería Eloy que ingresaría 80€ en concepto de beneficios y Alberto afrontaría sus 100€ de pérdida. ¿Qué pasaría con los 20€ restantes? Se los queda el broker como comisión.


El marketmaker

Pero los mercados no son perfectos y no siempre se apuestan las mismas cantidades a favor que en contra, aquí es donde entra la figura del creador de mercados, para asegurar que el juego funcione.
Cuando hay un desajuste, supongamos que en el ejemplo anterior Eloy apostó 500€ y Alberto 100€, el marketmaker (empresa) deberá pagarle a Eloy la cantidad restante (360€) una vez descontadas las comisiones del broker.

¿Por qué hace esto? Porque cuando la situación es justo la inversa, el marketmaker se queda con el beneficio ya que como se estima que hay un 50% de posibilidades de acertar, a la larga las ganancias cubrirán las pérdidas.



Aleatoriedad

Este método está triunfando gracias al concepto de cultura financiera que representa. Las apuestas deportivas no están bien vistas en un público general y el tradeo con binarias está considerado como algo estudiado y de conocimiento de mercados, algo completamente alejado de la realidad.
La estadística es la encargada de estimar los diferentes métodos que se utilizan para intentar maximizar las posibilidades de ganar, pero sólo es eso, estadística. A través de modelos estocásticos se intenta intuir cómo evolucionará en un determinado tiempo, al igual que hay sistemas para estimar los goles de un partido.

Cuando un broker te está ofreciendo un 85% de rentabilidad, te está vendiendo un 54% (1/1.85) de posibilidades de que ese suceso ocurra, en cambio la realidad es que técnicamente tienes el 50% (debería ofrecerte un 100% para ser un juego puro). Eso significa que lo que te están pagando no refleja el riesgo de la operación que asumes.

Si, también hay afiliados y Revenue Share.

Como cualquier casa de apuestas que se precie aquí también intentarán que te metas en el mundo de la inversión para dummys, normalmente acompañado de un “experto”. Cuando dos modelos de negocio (apuestas y binarias) son tan similares es porque el trasfondo es el mismo, una ruleta de los mercados.

Es un producto que no se puede tomar a la ligera, su composición lo hace adictivo, suele contar con una buena interfaz visual y es muy sencillo aprender a operar con él. Tiene todo para acabar siendo un problema y no está indicado para todo el público ya que se debe pasar unos test (MIFID) para operar.

Pese a llevar varios años se ha popularizado recientemente y una de sus apuestas más agresivas ha sido la de captar clientes al más puro estilo de casa de apuestas, con Costes por Afiliación (CPA) de casi 600€ y por el 50% de las ganancias que el cliente le genere al broker, de forma vitalicia, entre muchas otras.


Sentido común.

Si has llegado a este punto vamos a realizar la última matización sobre el tema. Ya vimos cómo funcionan las empresas que se dedican a las binarias y también vimos el papel que representamos los clientes que somos los que competimos entre nosotros.

Estamos ante un juego de suma negativa (porque el broker siempre lleva comisión), ¿Crees que si alguien tuviese un sistema con una efectividad muy elevada, lo enseñaría en talleres o cursos? Entiendo que estos derivados financieros están siendo colocados a gente que no está preparada para ellos, veremos la gravedad al final, como siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario