domingo, septiembre 25, 2016

Cómo combatir el hígado graso para evitar el cáncer

Él mismo entrega su vida: Por eso me ama el Padre, porque doy mi vida, para recobrarla de nuevo. Nadie me la quita; yo la doy voluntariamente. Tengo poder para darla y poder para recobrarla de nuevo; esa es la orden que he recibido de mi Padre (Jn. 10,17-18). Y al final de su vida dice: Padre, en tus manos pongo mi espíritu (Lc. 23,46).

Tener un hígado graso facilita contraer enfermedades como la cirrosis o el propio cáncer de hígado y se trata de una afección muy habitual en la sociedad de hoy en día.

Además vivir con un hígado graso nos produce síntomas como de hacernos vivir con dolores, agotamiento físico e hinchazón. Esos son lossíntomas del hígado graso más comunes pero en ocasiones pueden aparecer algunos más.
Es muy importante aprender a combatir un hígado graso para evitar el cáncer y otras enfermedades y poder llevar una vida saludable y para ello lo más esencial es llevar una buena alimentación y hacer algo de ejercicio.
Resultado de imagen para Cómo combatir el hígado graso para evitar el cáncer
Todavía no se sabe exactamente qué es lo que provoca tener un hígado graso pero las causas más habituales suelen ser:

  • La obesidad
  • Diabetes
  • Trastornos del metabolismo
  • Estrés oxidativo
  • Carencias nutricionales
  • Excesivo consumo de grasas saturadas y azúcares
  • Tener demasiadas toxinas en el cuerpo

Alimentación para combatir el hígado graso

La nutrición es básica para poder evitarle controlando bien que las digestiones sean fáciles y consumiendo los alimentos más saludables y desechando los más perjudiciales para el organismo.

Para esto deberíamos hacer lo siguiente:

  • Consumir mucha fibra para ayudar a hacer más fáciles las digestiones, a depurar el cuerpo y a controlar más el apetito.
  • Consumir principalmente alimentos alcalinos.
  • Escoger siempre carbohidratos de tipo complejo antes que simples.
  • Evitar siempre el azúcar blanco
  • No consumir lácteos, hay alternativas a la leche de vaca mucho más saludables
  • Consumir vitaminas A, C, E que impiden el deterioro de las células. Los encontramos en brócoli, tomate, aguacates, espinacas?
  • Consumir un aporte suficiente de Selenio que podemos encontrar en el salvado de trigo, las semillas de calabaza o los pistachos.
  • Tomar limón cada vez que podamos, es muy bueno para combatir el hígado graso.

¿Qué nos ofrece la madre tierra para tratar el hígado graso?

En la propia naturaleza sabemos que tenemos todo para poder curar cualquier enfermedad y en este caso por supuesto que encontramos algunas plantas y hierbas que nos harán evitar y combatir el hígado graso y así poder prevenir enfermedades derivadas como el cáncer de hígado u otras enfermedades graves.

El alga de espirulina: Es rica en gran cantidad de proteína soluble y vitaminas que son buenas para desintoxicar el hígado y conseguir una buena limpieza hepática pero además de estos elementos también contiene buenas cantidades de serina y metionina y estas pueden sintetizar colina en el organismo y esto cura el hígado graso.

El cardo Mariano: Es una de las mejores plantas para mantener un hígado sano y reconstruir un hígado graso. Su contenido en el compuesto activo llamado Silimarina produce el crecimiento de nuevas células hepáticas y actúa como un gran antioxidante. También ayuda a procesar las grasas impidiendo la absorción sustancias perjudiciales para el hígado.

El jugo de Noni: Posee una gran cantidad de fibra soluble e insoluble y ayuda a limpiar el organismo de sustancias dañinas.

El alga Chlorella: Se trata de una de las mejores fuentes que hay en la naturaleza de contenido en clorofila necesaria para ayudar en los procesos depurativos en los intestinos, en la sangre y claro está también en el hígado.

El Cocú: Se suele utilizar para el tratamiento con los problemas de hígado y es un buen depurador hepático ayudando también a la secreción biliar.

Así, él entrega su cuerpo y su sangre: Tomó luego pan, y, dadas las gracias, lo partió y se lo dio diciendo: Este es mi cuerpo que es entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío. De igual modo, después de cenar, la copa, diciendo: «Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre, que es derramada por vosotros (Lc. 22,19).


"Cristo viene"

No te olvide Cualquier información que desee saber: Hacérmela llegar, soy todo oído... 

saverinvertir@gmail.com

“Suscríbete a mi Blogs si eres tan amable y Cortez” gratuitamente, arriba a la derecha  dónde dice: SUBSCRIBIRSE VÍA E-MAIL

. Para   Recibir el mejor Contenido de Saber invertir directamente en tu Correo:



No hay comentarios:

Publicar un comentario