miércoles, octubre 19, 2016

La relación entre el Póker y el emprendimiento

 El emprendedor argentino Damián Voltes encuentra fascinantes similitudes entre este popular juego y los negocios. ¿Las analizamos juntos?

Damián fue uno de los pioneros en generar negocios vinculados a Internet en el país y suele definirse como un “fundador y fundidor serial” de empresas. En aquellos años previos a la burbuja, su visión de negocios iba a una velocidad superior a la del mercado, fracasando con sus emprendimientos. Sus start ups fueron desde NetKiosk, un acceso a Internet en los kioscos en los inicios del dial up; a CuponesOnline.com, una cuponera de descuentos que co-fundó varios años antes de que Groupon existiese. Un precursor cuya visión estaba adelantada varios años al negocio.

Ahora, además de emprendedor serial es un activo inversor ángel, con inversiones en varios de los nuevos emprendimientos más renombrados de los últimos años.
Este artículo vincula dos mundos en apariencia contrapuestos como lo son el póker y los emprendimientos.

Presta atención a las similitudes del popular juego y los negocios que comparte Damián Voltes y saquen sus propias conclusiones. A continuación me gustaría compartir contigo algunas lecciones del Póker que, son válidas a la hora de emprender:

“Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, el Señor será mi luz” (Miqueas 7:8 

Habilidad Mata Suerte


Si el gran jugador de casinos y filósofo Argentino Jacobo Winograd dice “Billetera mata galán”, en el Póker una de las frases de cabecera es “Habilidad mata suerte”. El factor suerte es una variable importante pero, a largo plazo, sin duda son los jugadores/emprendedores con habilidad los que terminan ganando.
 

Recuerda qué es un Juego de Largo Plazo


Puedes ganar o perder en una mano, pero lo que importa es el largo plazo. Nunca te olvides de ello.
 

Apuesta todo (All-in)


Cuando hay que jugársela, juégatela bien. Hay momentos en los que tienes que apostar todo y tener los “huevos” suficientes para hacerlo.
Si estás trabajando bajo relación de dependencia y se te mete ese “bichito” emprendedor que te pica en la panza, hay un momento en el que tienes que jugártela y hacer un “All-in”. No guts, no glory.
 

Sepa cuándo tiene que tirar las cartas


Un buen jugador no entra en todas las manos. Entra cuando tiene buenas cartas. Por otro lado, a pesar de tener buenas cartas, no es necesario que tengas que enamorarte de ellas. Un As y Rey (A K) son muy buenos Pre-Flop, pero luego pueden ser una porquería. Lo mismo pasa con las ideas de negocios.
Pueden ser muy buenas al principio, pero luego si no funcionan, hay que saber desecharlas. No hay que enamorarse de las mismas. Seth Godin, lo dice claramente en su libro “The Dip”. A veces hay que salirse del bache que no nos lleva a ningún lado.
 

No juegues póker si no lo entiendes, aunque veas a otros ganar dinero


Si no sabes jugar, eres presa fácil. Si quieres aprender, primero juega gratis para aprender (toma un empleo) y luego juega por dinero (lanza tu propia empresa). Pero atento, que muchas veces cuando juegas por dinero no es lo mismo que cuando juegas gratis… te puede temblar el pulso, pero sin duda es más divertido.
 

Aprende de los errores y aciertos


No te olvides de aprender de tus errores y horrores. Eso sí, que no te cuesten muy caro. También aprende de los aciertos, que son los más importantes de los errores.
 

Estate en constante aprendizaje

Edúcate. Lee libros, blogs y asiste a conferencias. Aprende de los profesionales que hayan ganado antes. Aprende rodeándote de jugadores talentosos. Eso sí, nada reemplaza el aprendizaje por tu experiencia propia. Aprende y comparte experiencias con el resto de los jugadores.
 

Fíjate bien en qué mesa te sientas

Es como evaluar una oportunidad de mercado. La elección de la mesa puede ser una de las decisiones más importantes que tomes. Puedes clavarte toda la noche y ganar migajas o bien grandes pozos. Puede ser muy difícil ganar si en la mesa hay muchos contrincantes o competidores (incluso si hay algunos irracionales o inexpertos). También quizá no sirva si hay pocos competidores (quizá no haya oportunidad de mercado).
 

No Mientas

No blufees.
Los mentirosos quizá roben alguna mano, pero a largo plazo son los que pierden, especialmente su reputación.
 

Cuida tu reputación


Es como la imagen de una empresa. Como el packaging de un producto. Cuida tu marca. Haz que te respeten y ten respeto también a los demás.
 

Diferénciate


Haz lo opuesto de lo que hacen los demás en la mesa. Posiciónate.
 

La esperanza no es un buen plan


Mejor juega con información y conocimiento. Maneja probabilidades. Mide. Ten un Dashboard.
 

Conoce a tu competencia


Estúdiala. Analízala. Léela. Su patrón de comportamiento es clave. También el manejo de la información es muy importante.
 

Observa quién te mira


Atento que no sólo te pueden estar mirando los jugadores de la mesa.
 

Habladores y hacedores


Escucha lo que la gente dice, pero focalízate en lo que hacen
 

Asegúrate de tener suficiente dinero


No entres con poco dinero. Tienes que tener resto, si no te puedes quedar sin nadaen la mitad. Cash is the King. Si no tienes ni siquiera para las luces (small blind and big blind) ni se te ocurra jugar. Juega únicamente lo que puedas perder.
 

Juega en las grandes ligas


Para ganar un buen pozo hay que jugar en las grandes ligas (mesas con luces grandes). Si no el pozo es pequeño.
 

Ten un “exit strategy”


El buen jugador sabe salir del casino cuando está ganando (o perdiendo).
 

Ten paciencia


El buen jugador no entra en todas las manos, sino en aquellas que tiene mayor probabilidad de ganar.
 

Ahuyenta a los potenciales competidores


Si tienes una buena mano pre-flop, ficha y corra a los potenciales competidores para que no dibujen luego y te corran a ti.
 

Timing


Mide el timing para entrar. Tienes que saber cuándo hacer “check” y cuándo apostar. Ni antes, ni después. Entra en el momento justo (Right Mover). No te adelantes en tu apuesta, ni te retrases. Te puede salir caro o bien puedes ganar casi nada.
 

No robes las luces


No vale la pena apostar mucho para robarse un pozo pequeño o las luces. Mejor apostar a un pozo más jugoso.
 

Tomate tiempo para descansar


Si no duermes bien, si tomas de más y no estás en buenas condiciones físicas, el cansancio no te va a llevar a realizar cosas productivas. No es cuestión de cantidad de horas que estés en la mesa, sino de la calidad de las mismas y de la ejecución correcta.
 

Sé amable


La comunidad es pequeña. Todos se conocen. Nunca sabes quien está sentado en tu mesa. Sé amable y cordial con el resto de los jugadores. Haz amigos, relaciónate.
 

Disfruta



Tienes que disfrutar el juego así como debes de disfrutar lo que haces todos los días para que no se convierta en tu trabajo, sino en tu vocación.

 “Tendrás confianza, porque hay esperanza; mirarás alrededor y dormirás seguro. Te acostarás, y no habrá quien te espante; y muchos suplicarán tu favor” (Job 11:18,19).

No hay comentarios:

Publicar un comentario