martes, noviembre 01, 2016

La Teoría del Caos: Matemáticas y aleatoriedad del mundo bancario

"Y salió Jesús y vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas." Marcos 6:34
Juan carela
Teoría del caos es la denominación popular de la rama de las matemáticas, la física y otras ciencias que tratan ciertos tipos de sistemas dinámicos muy sensibles a las variaciones en las condiciones iniciales. Pequeñas variaciones en dichas condiciones iniciales pueden implicar grandes diferencias en el comportamiento futuro, imposibilitando la predicción a largo plazo. Esto sucede aunque estos sistemas son en rigor determinísticos, es decir; su comportamiento puede ser completamente determinado conociendo sus condiciones iniciales.

Podría ser, perfectamente, el título de una película. Más concretamente de serie B, si añadimos la palabra “Inversiones bursátiles”.

Así pues, tendríamos la película “La Teoría del Caos bursátil” con los siguientes protagonistas:
El Banco de inversión, El Banquero, El Gran inversor, ¨[Como Warren Buffett ]
El Fondo de Inversión,  El Especulador, El Traders y  por último como estrella invitada, ya que suele ser el que aparece poco o casi nada en la trama, el Trabajador común.

Son ejemplos de sistemas con caos, sí.

Así que, de alguna manera, son impredecibles.

La pregunta es: ¿por qué leyes se rigen? Además, hay un efecto supercontaminante y es que la ley básica que rige la economía es el beneficio personal. Tengo amigos que son economistas y a veces les digo que algunos modelos de economía se olvidan de una variable que juega un papel fundamental y no está descrita en los modelos: la mala leche, únicamente buscar el beneficio personal, de una oligarquía, además. Mientras esto no se arregle, vamos mal. Si todo el mundo fuera consciente de que hay que mejorar las cosas, se puede hacer. Hay maneras de solucionar muchos problemas.

Cuando los matemáticos hablan con sus colegas que se han pasado al mundo financiero más desalmado, ¿los miran con recelo?

No es que los matemáticos hayan creado un monstruo. Si les dicen que estudien un modelo, estudian ese modelo. El Estado debería regular esto, en vez de beneficiarlo. Hay maneras muy simples. Por ejemplo, te enteras de que una empresa va mal y vas a comprar acciones porque luego la van a resucitar y vas a ganar mucho dinero. Bien. Si compras algo a un precio barato y luego el precio aumenta rápidamente, si hay una ley que te prohíbe vender esas acciones en dos años, te lo vas a pensar tres veces, no harás una inversión especulativa. Los expertos deberían asesorar para hacer una regulación que impida la especulación.


Yo nunca he entendido que una persona, aunque sea presidente de un banco, gane más allá de un sueldo razonable. Podría ser como mucho un millón de dolares al año, que ya para mí es excesivo. Más allá de esto, en vez de preguntarle "¿cuánto ganas?" habría que decirle “¿cuánto robas?”

Banca de inversión es un caos

El caos de operaciones financieras que sirvió de escenario a la Gran Depresión, iniciada a finales de 1929 y que se prolongó durante toda la década de 1930, arrastró consigo a un gran número de inversores que vieron como su dinero, en muchos casos tomado a crédito, se volatilizaba en apenas cuestión de días. Tras haber aprendido la lección de la Gran Depresión, el Congreso de Estados Unidos decide separar los bancos de inversión de los tradicionales bancos comerciales, en un intento por salvaguardar a los pequeños inversores. Estos últimos habían sido blanco fácil de la crisis económica desencadena durante la década de los 30.

Hoy por hoy, es esa banca de inversión la que sucumbe ante la crisis financiera internacional. Siendo un eslabón más de una cadena de operaciones de intermediación, la banca de inversión es sin lugar a dudas objeto de estudio, tras su participación en la pirámide del sistema financiero internacional que se tambalea con facilidad ante una economía prácticamente impredecible.

Por naturaleza, los bancos de inversión son entidades financieras especializadas en la financiación de empresas mediante el diseño y colocación de instrumentos financieros de largo plazo, a través del mercado de capitales o en forma privada para un emisor determinado. Así, la banca de inversión se dedica a la financiación de empresas, el asesoramiento de operaciones corporativas y la emisión de productos de inversión para sus clientes, por lo general fondos y otros inversores institucionales. Al mismo tiempo, la mayoría de los bancos de inversión ofrecen servicios consultivos para las fusiones, adquisiciones o divisiones y otros servicios financieros. Con base en lo anterior, la estructura de un banco de inversión abarca cuatro grandes áreas de negocio :

  • Asesoramiento y gestión de inversiones (Asset Management)
  • Coordinación de adquisiciones y fusiones entre empresas (Mergers & Acquisitions)
  • Colocación en Bolsa (Equity Markets)
  • Emisión de productos de inversión (Investment Banking)

A diferencia de los bancos comerciales, la banca de inversión se dedica a la intermediación de activos financieros, la Bolsa y otros productos. Por sus características, el éxito de estas entidades depende de su conocimiento de las oportunidades del mercado y de las necesidades de los clientes, del manejo y control de riesgos, y de su reputación.


En términos operacionales, un banco de inversión necesita de menos empleados que un banco comercial, obtiene más beneficios en menos tiempo y requiere inicialmente de poco capital para trabajar con activos de gran tamaño, gracias a los productos derivados y a la ingeniería financiera. Esta última implica el diseño y generación de nuevas estructuras de soporte para la realización de transacciones, unas más complejas que otras.

Básicamente, la "fabricación" de derivados financieros por parte de la industria financiera empezó a principios de los 80, como respuesta a la demanda de los inversionistas que buscaban alternativas a los bajos rendimientos que ofrecían las inversiones en la economía real a partir de la década anterior. Estos instrumentos financieros "derivan" su valor de otro instrumento financiero, y en particular de la variación en el valor de una o más variables, como puede ser el precio de unas acciones, el coste de una determinada mercancía (hierro, cobre, petróleo), un determinado tipo de interés, un índice bursátil, etc. Una variación positiva de la variable subyacente implica una ganancia en el derivado si se juega al alza (long) y pérdida si se juega a la baja (short). Al principio los inversores especulaban principalmente en tipos de cambio y en tipos de interés.

Si bien los derivados financieros pueden negociarse en mercados regulados (bolsas de valores), también son objeto de negociación de los mercados no regulados (3) , el cual se ha magnificado desde mediados de los 90. Para 2001, el mercado de estos productos de la "ingeniería financiera" era todavía incipiente, con un desarrollo lento hasta 2004. Pero a partir de entonces la progresión ha sido geométrica.

La colocación de estas hipotecas "empaquetadas" tuvo la ayuda de agencias calificadoras de riesgo, interesadas en la promoción de la negociación por la comisión que cobraban. Es necesario tomar en cuenta que en una economía globalizada no todos los inversores conocen la naturaleza del riesgo asumido en la operación, pues los productos financieros resultan altamente sofisticados y automatizados en un mercado en el cual los capitales financieros circulan a gran velocidad y cambian de manos constantemente.


Los paquetes de hipotecas basura fueron valorados por las calificadoras según el nivel de riesgo asociado. De manera que las mejores, con calificación Investment Grade, son colocadas a inversores conservadores y a intereses bajos. Las Mezzanine, de riesgo intermedio, a inversores más agresivos (gestores de fondos, sociedades de capital riesgo, etc.) en espera de obtener rentabilidades más elevadas.

En el caso de las hipotecas de más alto riesgo, fueron recalificadas por las agencias a petición de algunos bancos de inversión. Para ello, estructuraron los paquetes de hipotecas basura en tramos, para crear productos financieros destinados a la colocación en el mercado financiero. Con la venta de estas titulizaciones, el riesgo asociado a las hipotecas basura es transferido de bancos y sociedades hipotecarias a fondos de inversión, y de éstos al inversor final.

"Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos." Mateo 14:14

"Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que desmayen en el camino." Mateo 15:32

" Jesús lloró." Juan 11:35

" !!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! !!Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!" Mateo 23:37

No hay comentarios:

Publicar un comentario