domingo, octubre 16, 2016

Teoría del caos: Pequeñas acciones, grandes beneficios

Más vale ser pobre y honrado,
que ser necio y tramposo. 3 El tonto fracasa en todo,
y luego dice:
«¡Dios tiene la culpa!»

Proverbios 19: 1 y 3



El caos forma parte del funcionamiento del planeta. Le teoría del caos, cuyo principal representante es el químico belga Ilya Prigogine, plantea que el mundo no sigue el modelo del reloj, sino que es imprevisible y presenta un comportamiento caótico y desordenado.

Así, existen pequeñas acciones que pueden generar consecuencias o cambios enormes. A este aspecto hace referencia el efecto mariposa, planteado por el matemático y meteorólogo Edward Lorenz, que lanzó la siguiente pregunta: “¿Puede el aleteo de una mariposa en China producir un tornado en Texas?”

La teoría del caos, también llamada teoría de las estructuras disipativas, expone que existen ciertos sistemas sujetos a variaciones en las condiciones iniciales, que producen que dicho sistema se desarrolle de manera totalmente diferente e impredecible.


Estas pequeñas acciones que son capaces de desembocar en grandes cambios, dificultan la predicción del futuro a largo plazo. Imaginemos que lanzamos dos pelotas de goma contra el suelo. En este caso, resultará difícil predecir qué dirección tomará cada una, ya que el resultado estará sujeto a condiciones tales como la amplitud y la frecuencia de la acción.

Aunque la condición inicial coincida en ambos casos, existen minúsculas diferencias que se van amplificando, provocando que el rumbo que tome cada una de ellas sea completamente diferente.

Cualquier situación, cotidiana o no, es un sistema caótico, sujeto a estas desviaciones provocadas por pequeños cambios. El efecto mariposa también afecta a campos tales como las matemáticas, física, química o biología.

La ciencia progresa a partir de la observación y la unificación de nuestros conocimientos. Por eso ofrece predicciones probables, a partir de las condiciones iniciales, antes de que los sistemas sean víctimas del caos. Las previsiones meteorológicas, por ejemplo, tienen una precisión del 80%-85% en plazos de un día, pero cuentan con un margen de error sujeto a esos pequeñas situaciones que producen grandes cambios.

El futuro es algo impredecible, como lo es el mundo en general. Pero el porvenir do depende del azar, sino de estas situaciones de causa y efecto. Cualquier pequeño cambio puede hacer que todo sea diferente. Y al fin y al cabo, esa incertidumbre forma parte del encanto de la vida.

El rico tiene muchos amigos;
el pobre no tiene ninguno.Proverbios 19;04

No hay comentarios:

Publicar un comentario