domingo, octubre 23, 2016

El experimento de Ralph Vince gestión monetaria y trading


Para comprender que para llegar a ser un trader consistente, no se requiere ser un premio nobel en economía ó un genio en matemáticas, recordemos el experimento realizado por Ralph Vince.

Ralph Vince selecciono a 40 participantes todos ellos con doctorados universitarios, que no supieran nada sobre gestión monetaria y trading, con los cuales realizo un experimento, este consistía en entregarles un videojuego en el que se aplicaría un sistema de trading con un índice de acierto del 60%, y un capital de $ 10,000 dólares.

Los participantes tendrían oportunidad de 100 operaciones, siendo estas 60 positivas y 40 negativas, sin que supieran donde estaba cada una de ellas, perdiendo ó ganando lo apostado en cada operación, exactamente igual que en el mercado real, de tal forma que se generaría una situación real del mercado como si tuvieran un sistema con una esperanza matemática positiva.

A primera vista todos deberían ganar dinero finalmente, después de esas 100 operaciones el índice de acierto del 60% se vería reflejado ya que el juego se trataba de una simulación en el que después de las 100 operaciones todos deberían haber ganado en 60 de ellas, obviamente sin que los participantes supieran el orden.

El resultado fue sorprendente, solo dos de los 40 participantes ganaron dinero, es decir, el 95% de los participantes lo perdieron, aclarando nuevamente de que se trataba de personas con estudios universitarios con grandes conocimientos de economía y matemáticas.

¿La pregunta es cómo pudo ser posible si después de las 100 apuestas deberían haber ganado todos  en  60 de ellas?

La respuesta es que los  participantes arriesgaron más dinero del debido en cada operación en la mayoría de los casos, después de una racha de operaciones perdedoras, los participantes aumentaron la cantidad arriesgada con la falsa idea de que la próxima era la ganadora.

Su pensamiento fue que si el sistema tenía esperanza matemática positiva, la siguiente debería ser ganadora ¿no? y posiblemente duplicaron ó triplicaron la apuesta, es la ventaja que tenemos al saber algo de la falacia del jugador.

Este experimento nos demuestra que la falta de gestión de riesgo puede  arruinar cualquier sistema ó metodología de inversión, da igual la experiencia que podamos tener, da igual el nivel de conocimientos al final, es la psicología y la gestión de riesgo la que se impone finalmente.

Un concepto aceptado en la industria del trading es no perder más de un determinado porcentaje de nuestra cuenta por operación, en referencia a este concepto cada uno tiene una apreciación diferente en cuanto debe ser, el conocido escritor en temas de trading Jack Schwager habla de un 1% de pérdida máxima por trade, otros de un 2 % ó 3%, pero los traders del sistema bancario que operan grandes sumas de dinero, tienen como máximo 1 % como riesgo de pérdida.

Supongamos que comienza el juego apostando $ 1,000 dólares, si sufrimos tres pérdidas seguidas ya habremos perdido el 30% de nuestro Equity y entonces pensamos, acabo de sufrir tres pérdidas seguidas, así que lo más probable es que la siguiente operación sea ganadora, así que en esta voy a apostar más, esto es falso ya que las probabilidades de que la siguiente operación sea ganadora son las mismas que las del resto de operaciones, el 60%.

Con unas cuantas series de operaciones como estas nos pondremos rápidamente en negativo, con la consecuencia de lo difícil es remontar cuando hemos sufrido una gran pérdida debido al apalancamiento asimétrico.

El 95% de los participantes perdió dinero por exponer sus cuentas a un excesivo riesgo, esto es lo que sucede también en el mercado real, el 90-95% de los operadores pierde dinero por no conocer los aspectos psicológicos del trading, por no emplear estrategias de gestión monetaria y por no entender que se trata de un juego de probabilidades.

Debemos saber gestionar las pérdidas, el buen trader es aquél que cuando pierde una operación controla su pérdida y la convierte en pequeña, la clave está en saber gestionar profesionalmente las pérdidas, no de eliminarlas (porque siempre estarán presentes).

El buen trader no solo gestiona la pérdida y la convierte en pequeña, sino que aprende de ella para no volver a cometer el mismo error en el futuro, debemos tener presente que nuestro plan de trading será tan fuerte como su pieza más débil, en este caso nuestra gestión monetaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario